130 aniversario UGTLogo FeSMC-UGT
Viernes, 24/05/2019 11:12h
RSS de Portada
Portada > noticia
OPINIÓN | LA PLATAFORMA

Aprobación del RD sobre registro de jornada de trabajo: reflexiones desde una perspectiva sindical

18/03/2019 | Roberto Tornamira | Sº Federal Sector Financiero, Seguros y Oficinas FeSMC-UGT

El pasado martes 12 de marzo el BOE publicó el Real Decreto-Ley, que fue decidido por el Gobierno en el Consejo de Ministras y Ministros del 8 de marzo. Un RDL que, entre otras cuestiones, incluye disposiciones dirigidas a establecer el registro de la jornada de trabajo. Los motivos para legislar sobre este asunto son más que sobrados:

Jurídicos

  • La sentencia de la Audiencia Nacional (AN), interpuesta por la UGT y la mayoría de sindicatos presentes en Bankia, de 4 de diciembre de 2015, señaló: “el registro de jornada, que no de horas extraordinarias, es el requisito constitutivo para controlar los excesos de jornada”. Dijo más: la ausencia de registro “coloca a las personas trabajadoras en situación de indefensión que no puede atemperarse porque las horas extraordinarias sean voluntarias, puesto que el único medio de acreditarlas es, precisamente, el control diario”.
  • El Tribunal Supremo (TS), mediante su sentencia 246/2017 no confirmó la sentencia de la Audiencia Nacional antes citada, pero afirmó que “convendría una reforma legislativa que clarificara la obligación de llevar un registro horario y facilitara al trabajador la prueba de la realización de las horas extraordinarias…”
  • El Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), en sus conclusiones de 31 de enero de 2019, cuestiona que la legislación española sobre tiempo de trabajo sea adecuada en respeto a la Directiva 2003/88/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 de noviembre de 2003. Estamos a la espera de lo que establezca la sentencia del TJUE que prevemos para mitad de año.

Político-sindicales

  • En el año 2018, el 35% del total de denuncias que han llegado a la Inspección de Trabajo, por incumplimientos empresariales, estaban relacionadas con el tiempo de trabajo.
  • La Encuesta de Población Activa (EPA) al cierre del cuarto trimestre de 2018, indica que más del 50% de los asalariados y asalariadas declararon que su Jornada laboral semanal es superior a las 40 horas.
  • También según la EPA, en 2017 se realizaron en nuestro país una media de 5,8 millones de horas extraordinarias cada semana. Lejos de atenuarse, en 2018, el número promedio de horas extraordinarias ha crecido un 10,13% sobre las realizadas en 2017, alcanzando las 6,4 millones de horas extraordinarias cada semana. El grave problema es que el 48% de los trabajadores y trabajadoras que declaran realizar horas extraordinarias, manifiestan que no les son abonadas ni compensadas en tiempo libre, por tanto; tampoco se cotiza por ellas a la Seguridad Social.

Este Real Decreto-ley no satisface las aspiraciones que UGT ha venido demandando, ni respeta lo pactado en las mesas de Negociación del Dialogo Social.  Se queda corto en alguno de sus aspectos y deja abierta la puerta de la “conflictividad” en algún otro.

El primer problema que hay que criticar es que el texto introducido en el Artº 34 del Estatuto de los Trabajadores (E.T.), en su nuevo apartado 9 no “obliga” al empresario, como indicaba el TS, sino que lo deja a la ambigüedad de “La empresa garantizará”. No se establecen controles efectivos.

Por otra parte, sin haber resuelto el Gobierno el problema que introdujo la reforma laboral de 2012; de priorizar el convenio de empresa sobre el sectorial, se lleva a la “negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, decisión del empresario”, la organización y documentación del Registro de Jornada.

Al no haberse derogado uno de los ejes principales de la citada reforma laboral, quedan desasistidos todos los trabajadores y trabajadoras que no tienen Representación Legal de los Trabajadores (RLT), que en España son millones. Y el desequilibrio entre trabajadores y empresa, en el seno de la empresa, es brutal incluso dónde existe RLT.

Aspectos positivos y negativos

En positivo hay que señalar que se ha cubierto, aunque sea parcialmente, un vacío legal por el que se han estado lucrando las empresas a costa de la sobre explotación de los asalariados y asalariadas. Con efectos muy negativos, como que con las cifras de horas extraordinarias que se realizan cada semana, podrían celebrarse no menos de 200.000 contratos de trabajo a tiempo completo, con sus consiguientes cotizaciones a la Seguridad Social y tributos a la Hacienda Pública.

También en positivo, comparativamente con la proposición de ley que el Grupo Socialista presentó ante la Mesa del Congreso el 23 de junio de 2017, se da audiencia a los Representantes Legales de los Trabajadores, además de al propio trabajador y a la Inspección de Trabajo, que si estaban contemplados en la proposición de ley.

Es evidente que habrá que seguir trabajando, y como representantes de los trabajadores por la UGT, haciendo uso de la nueva herramienta que la ley nos da, aunque sea escasa.

Políticamente queda saber qué hará la Diputación Permanente del Congreso, respecto a la convalidación o no del RDL, en su reunión prevista para primeros de abril. Acto seguido, lo normal sería que la Dirección de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, emita una Instrucción sobre cómo debe aplicarse la norma, y cómo actuará a partir de la entrada en vigor: 12 de mayo de 2019, la propia Inspección de Trabajo.

La otra cuestión será que correlación de fuerzas salga del proceso de elecciones generales convocadas para el 28 de abril. Confiemos en que se configure una sólida mayoría de izquierdas que lleve a cabo sin dilación las reformas legales pendientes, y que consolide y mejore normas como la analizada para el Registro de la Jornada de Trabajo.

Redacción Sindical FSO-11
UGT feminista
Ser de UGT
Portal de Transparencia
Manifiesto prevalencia convenio sectorial sobre el de empresa, Multiservicios
Elecciones 2018-19
Financiero, Seguros y Oficinas FeSMC-UGT.
FeSMCUGT UNI UGT Confederal ITF IUF-UITA-IUL ugt